De anticonceptivos y planificaciones familiares


  • Existe una creciente concentración de la tasa de fecundidad en la juventud. Tan solo en América Latina, los nacimientos entre las adolescentes representan entre el 15 y 20% del total de nacimientos en esta región; de los cuales el 70% son no planeados.[1]
  • Un 60% de las mujeres en el mundo regula su fecundidad con algún método anticonceptivo.[2]

En momentos como la juventud, estas decisiones son clave para alcanzar los próximos objetivos a los que se enfrentarán, principalmente considerando los distintos roles que la mujer ha adoptado en la sociedad. En el plano sexual, las decisiones y planeación se vuelven vitales, por lo que la existencia de métodos anticonceptivos que brinden protección, eficacia, seguridad, apego al tratamiento y por supuesto, la adaptación al estilo de vida de la mujer moderna, se convierten en una prioridad dentro de la salud sexual de México.

A partir de los años 60, uno de los campos en los que la mujer se ha revelado es en el tema sexual, en el que busca tener una vida activa, exigiendo así su derecho al placer. Es este uno de los momentos en que la mujer requiere mantener una postura firme y decidida, que le brinde la capacidad de elegir a la pareja que más le convenga, el compromiso ideal y la protección que más seguridad le ofrezca para cubrir sus exigencias de manera plena y responsable. Afortunadamente, hoy en el país existe una gran variedad de métodos anticonceptivos que permiten a la mujer actual lograr una satisfacción plena y con responsabilidad.

Con el acceso de la mujer a la planificación familiar y a la salud sexual, los anticonceptivos le han permitido creer en una sexualidad no necesariamente ligada a la reproducción y que le brinda la posibilidad de disfrutar plenamente sin el miedo a quedar embarazada.

La Dra. Julie Salomón Kuri, Ginecóloga y Miembro del Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia, comenta que “existe una gran diversidad de métodos, sin embargo es importante que aquél que elija la usuaria, favorezca su apego al tratamiento y permita que se encuentre protegida, segura y por supuesto sin preocuparse de su anticonceptivo, dedicándose a disfrutar plenamente su sexualidad”

Estudios indican que el 60% de las mujeres en el mundo regula su fecundidad con algún método anticonceptivo[3]. En México, de acuerdo a las encuestas demográficas nacionales de los últimos 30 años, la mayoría de las mujeres mexicanas en edad fértil conoce al menos un método anticonceptivo[4], y sin duda es este conocimiento el que llevará a la mujer a encontrar las oportunidades que ella misma busca en su desarrollo sexual.

Sin embargo, los adolescentes siguen siendo el foco de atención para sensibilizar frente a la responsabilidad que implica la sexualidad, pues continúan siendo publicados estudios que demuestran que tan sólo en América Latina, los nacimientos entre las adolescentes representa entre el 15 y 20% del total de nacimientos en esta región; de los cuales el 70% son no planeados[5].

El uso de anticonceptivos en México se ha visto aumentado debido a los métodos modernos que están apareciendo en el mercado –como el parche anticonceptivo- que permiten que la mujer viva satisfactoriamente su sexualidad, de manera libre y sin preocupaciones, garantizando su eficacia y protección durante cada acto sexual, razón por la que es importante conocer los métodos anticonceptivos existentes, a fin de elegir el que más se adecue a cada estilo de vida.

Especialistas afirman la importancia de que los métodos brinden un apego satisfactorio en la vida de la mujer siendo el parche anticonceptivo el método que garantiza a sus usuarias la mayor adherencia al tratamiento y la mayor eficacia debido a su aplicación semanal, lo que disminuye la reducción de olvidos permitiendo que la mujer viva sin preocupaciones.

Hay que tomar en cuenta que los anticonceptivos orales implican un alto riesgo durante el tratamiento, teniendo estudios que comprueban que el 8% de las mujeres resultan embarazadas durante el primer año de su uso, 47% olvidan tomar una dosis diaria y el 22% la olvidan dos o más en el ciclo[6]. A diferencia de estos tratamientos orales, el parche anticonceptivo no se ingiere, sino que su aplicación transdérmica libera hormonas que se absorben a través de la piel hasta llegar a la sangre en forma continua y constante durante 7 días, evitando así el daño gástrico. Además de que este método combina elementos innovadores como sencillez, discreción y comodidad gracias a su adhesividad altamente satisfactoria que permite a la mujer disfrutar de cualquier actividad en cualquier tipo de clima, ya sea húmedo o cálido.

Con esto en mente, la mujer actual –tanto adolescentes como ejecutivas– pueden continuar con sus propósitos vigentes que van desde el ganar algún reconocimiento, escoger la próxima aventura que se emprenderá, realizar la boda de sus sueños, hasta disfrutar libremente de su sexualidad. “El método anticonceptivo ideal es aquél que te permite soñar, crear y sobre todo planear el mejor momento de tu vida, sin preocuparte de otra cosa más que de tu derecho al placer”, enfatizó la Dra. Adriana López, médico cirujano general, psicoterapeuta sexual y miembro de la Asociación Mexicana de Salud Sexual. 

www.elparcheanticonceptivo.com

[1] Instituto Alan Guttmacher, “Risk and Realities of Early Childbearing” en <http://www.agiusa.org/pubs/ib10.html&gt;

[2] De acuerdo al Cuadro de la Población Mundial 2005 de mujeres en edad fértil unidas, de la ONU.

[3] De acuerdo al Cuadro de la Población Mundial 2005 de mujeres en edad fértil unidas, de la ONU.

[4] Evaluación de las políticas y programas de anticoncepción en México. Salud pública de México / vo. 49, edición especial, XII congreso de investigación en salud pública. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/106/10649089.pdf

[5] Instituto Alan Guttmacher, “Risk and Realities of Early Childbearing” en <http://www.agiusa.org/pubs/ib10.html&gt;

[6] Evaluación de las políticas y programas de anticoncepción en México. Salud pública de méxico / vo. 49, edición especial, XII congreso de investigación en salud pública. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/106/10649089.pdf

TOUS entrega a Intermón Oxfam un porcentaje de las ventas de su perfume H2O


Intermón Oxfam destina dichos fondos a programas de cooperación y acción humanitaria vinculados al acceso del agua potable

Más

La Fundación Loreal Mujeres en la Ciencia premia a una científica mexicana


La Profesora Alejandra Bravo, del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México en Cuernavaca, fue la galardonada por Latinoamérica.

Más

Un homenaje de Avon a las mujeres


“Mujer, inspiración, sueños y realidades” es el nombre del libro con el que la marca de cosméticos rinde homenaje a las mujeres mexicanas

Más

Los 5 padecimientos más comunes de las mujeres mexicanas


* Cáncer de mama

Es la principal causa de muerte en mujeres mayores de 25 años, de acuerdo a cifras oficiales de la Secretaría de Salud. Algunos factores que predisponen a su aparición son: haber presentado la menarca antes de los 12 años, vivir la menopausia pasados los 55 años, primer embarazo posterior a los 30 años, uso de anticonceptivos hormonales, antecedentes familiares y densidad mamaria.

Detección: Examen de autoexploración mamaria una vez al mes, ultrasonido mamario una vez al año si se es menor a 40 años y mastografía anual después de los 40 años.

* Cáncer cérvicouterino

Esta forma de cáncer constituye la segunda causa de muerte en la mujer mexicana. Sin embargo, es importante destacar que es 100% curable si se detecta a tiempo. Existen muchos factores que pueden considerarse de riesgo para el desarrollo de la enfermedad. El más importante de ellos es la infección por Virus de Papiloma Humano (VPH), sin embargo otros agentes incluyen el inicio de vida sexual temprana, múltiples compañeros sexuales que se convierten en parejas de riesgo, uso de anticonceptivos hormonales, tabaquismo y obesidad.

Detección: Papanicolau y colposcopía al menos una vez al año a partir del inicio de la vida sexual activa.

* Enfermedades cardiovasculares

Son la primera causa de muerte en mujeres de más de 50 años. Muchas de ellas se atienden tras sufrir el primer infarto, la mayoría de las veces resultado de enfermedades largas y silenciosas como la arterioesclerosis e hipertensión. A partir de los 50 años se observa una importante disminución hormonal, factor que favorece el incremento de triglicéridos y colesterol, que en muchos casos se combinan con otras complicaciones como tabaquismo y obesidad.

Detección: Biometría Hemática, Química sanguínea de 27 elementos y electrocardiograma una vez al año.

* Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que ataca los huesos, caracterizada por una disminución de la masa ósea que hace a la paciente más susceptible a sufrir fracturas. Para las mujeres el proceso de pérdida de masa ósea se acelera con la menopausia y en la ancianidad las probabilidades son iguales tanto para hombres como para mujeres. Las manifestaciones más comunes incluyen dolor, deformaciones, disminución en la estatura y el encorvamiento de la columna vertebral. Dentro de los factores que predisponen la aparición del padecimiento son: tabaquismo, alcoholismo, ingesta baja de calcio, inmovilización prolongada, café y refrescos de cola, peso bajo, deficiencia estrogénica, caídas recurrentes y actividad física inadecuada.

Detección: Densitometría ósea por lo menos una vez al año.

* Infecciones vaginales

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 70% de las mujeres tiende a desarrollar infecciones vaginales en algún momento de su vida. Éstas pueden ser ocasionadas por hongos, virus, bacterias, levaduras y parásitos que se transmiten y/o reproducen por una gran variedad de factores entre ellos la práctica de relaciones sexuales sin la protección del condón, falta de higiene, empleo de antibióticos, alteraciones hormonales, ropa ajustada y de fibras sintéticas. Dentro de los padecimientos más comunes se encuentran la candidiasis, clamidiasis y tricomoniasis.

Detección: De acuerdo al origen de la infección vaginal, el ginecólogo indicará la prueba específica. En el caso de infecciones de transmisión sexual, para el SIDA está indicada la prueba ELISA; por su parte, para VPH se recomienda la colposcopía y papanicolau.

Con información de la Dra. Angélica Illescas, Directora Médica Laboratorio Médico Polanco.

Portal de la Secretaría de Salud:

-http://portal.salud.gob.mx/descargas/pdf/gaceta_octubre_06.pdf

-http://portal.salud.gob.mx/redirector?tipo=0&n_seccion=Boletines&seccion=2009-09-27_4177.html

Dr. Cuauhtémoc Celis, Ginecólogo y Obstetra en la Unidad Médica de Alta Especialidad “Luis Castelazo Ayala”, IMSS

Siguiente Entradas recientes