Agua termal para toda la familia

Desde tiempos remotos se conocen los beneficios terapéuticos del agua termal en el organismo. Ya los antiguos griegos y romanos disfrutaban de estos baños ricos en sales minerales, los cuales resultan benéficos para la piel pues ayudan a curar diferentes padecimientos como dermatitis, heridas y otro tipo de lesiones.

Desafortunadamente las exigencias de la vida moderna impiden a la mayoría de las personas acudir a los lugares en donde se encuentran los manantiales con estas características las cuales ayudan al organismo a mejorar el sistema de defensa de la piel contra las agresiones del medio ambiente. Por ello, los expertos en el tema recomiendan rociar de forma constante agua termal de uso dermatológico en la piel de cada miembro de la familia. Ésta debe cumplir con ciertos requisitos que contribuyan a que la epidermis cree una barra de protección contra los agentes causantes de las principales enfermedades de la piel y del envejecimiento prematuro.

Al momento de elegir un agua termal para cuidado dermatológico es importante considerar el balance de oligoelementos (silicio, manganeso, zinc, cobre, etcétera) y sales minerales que contenga, como el Agua Termal de Uriage, pues sólo así se podrá respetar la integridad de la piel y que se tolere tan bien como el suero fisiológico sin modificar el tamaño ni el volumen de las células.

“El medio ambiente, la contaminación, los cambios bruscos de temperatura, entre otros, son factores que afectan la salud de la piel. Por ello es necesario protegerla mediante el uso frecuente de agua termal, la cual debe estar libre de conservadores y perfumes para garantizar su riqueza y pureza natural”, asegura la dermatóloga Adriana Aguilar Adonis.

Sin embargo, la piel de cada uno de los miembros de la familia es diferente y está expuesta a una gran variedad de agentes irritantes, desde los pañales de los más pequeños, hasta el afeitado diario de papá. No obstante, el agua termal es benéfica para cada uno debido a sus distintas propiedades dermatológicas. A continuación, los beneficios del agua termal de Uriage para cada miembro de la familia:

Bebés: en los más pequeños del hogar el agua termal alivia la piel de enrojecimientos, salpullidos por el sol o el calor, eritemas en los glúteos, irritaciones causadas por el pañal y quemaduras solares.

Niños: debido a su curiosidad y los juegos que practican, los pequeños son propensos a presentar cortaduras y rasguños. El agua termal por sus propiedades filmógenas y cicatrizantes, crea una fina película que protege la piel de las agresiones del medio ambiente y contribuye de manera importante a una buena cicatrización. También es muy útil en aliviar quemaduras solares; sin embargo, la prevención es aún más importante, por lo que el primer paso debe ser utilizar un bloqueador solar a base de agua termal, debido a que el 80% del daño solar que sufre una persona a lo largo de su vida, será antes de cumplir los 18 años.

Adolescentes: es una piel cambiante por efecto de las hormonas. En esta etapa la dermis de los adolescentes irá adquiriendo las características que la definirán en la vida de adulto: con tendencia a ser seca o grasa/mixta. Para el primer caso es indispensable mantenerla hidratada, por lo que rociar agua termal al rostro contribuye a lograr una piel sin sed y suave. Adicionalmente, es frecuente que se presente acné. El agua termal por sus propiedades calmantes ayuda a disminuir los brotes acnéicos al tiempo que la protege de agentes contaminantes. Al acompañar el agua termal con un tratamiento integral de belleza cuya base sea este ingrediente, se puede lograr un rostro libre de impurezas y resplandeciente.

Adultos: Para las mujeres, ayuda a fijar el maquillaje al tiempo que combate los radicales libres y agentes contaminantes. Al desmaquillarse, limpia y calma con suavidad. Tras la sesión de depilación calma la piel al tiempo que la hidrata. Por último, al combinarla con un tratamiento anti-envejecimiento y bloqueadores solares a base agua termal ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, ilumina la piel y la nutre.

En el caso de los hombres, su piel es fisiológicamente diferente a la de las mujeres y esto se debe en gran parte a la diferencia de hormonas, lo que la hace más gruesa, firme y grasosa. Si a lo anterior le agregamos la necesidad del rasurado frecuente, tenemos como resultado una piel susceptible a sufrir irritaciones, cortaduras y/o abrasiones. Al rociarla con agua termal ayuda al organismo a mejorar el sistema de defensa de la piel contra las agresiones         del medio ambiente, especialmente tras la afeitada diaria.

Tercera Edad: en esta etapa la piel tiende a volverse más seca. Además, pueden presentarse enfermedades crónicas como Diabetes que causan diferentes trastornos a la piel, resecándola a tal grado que ésta llega a agrietarse, por ello se recomienda rociarla con agua termal para mantenerla constantemente hidratada y calmada. De manera complementaria, existen tratamientos tanto emolientes como aislantes que hidratan intensamente y reparan la piel marcada por fisuras o llagas, lo que da al adulto mayor una sensación de confort y alivio.

El agua termal puede formar parte de la rutina diaria, en viajes o después de hacer deporte y aliviando la piel de las irritaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: