“Si vuelvo, me mato”

Los malos tratos en los hogares de niños sin familia ya no son novedad. Sin embargo, cada vez son más la denuncias de víctimas que han sufrido algún tipo de violencia en estos sitios.

A pesar de la situación denunciada por Amnistía Internacional en el informe “Si vuelvo, ¡me mato!”, los derechos humanos de los y las menores ingresados en Centros de Protección Terapéuticos siguen sin estar garantizados.

Amnistía Internacional denunció graves violaciones a los derechos de niños y niñas que, sin haber cometido ningún delito, están bajo la tutela del Estado porque sus familias no pueden atenderles.  Muchos de esos menores corren el riesgo de sufrir castigos físicos, ser encerrados en régimen de aislamiento, obligados a tomar medicamentos sin saber qué están ingiriendo.

Frente a esta situación, las autoridades españolas nacionales y autonómicas demostraron poca preocupación. En sus intervenciones y declaraciones públicas, algunas autoridades autonómicas han llegado a tratar la situación denunciada como un asunto de simple alarma social.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: