La disfunción eréctil puede llevar a los ataques cardíacos


La población masculina que padece disfunción eréctil debe de estar alerta, ya que esto puede ser un síntoma de tener problemas cardíacos en un futuro.

Este padecimiento puede presentarse hasta tres años antes de que exista algún tipo de manifestación de enfermedad cardíaca. La hipertensión, tabaquismo, colesterol, diabetes y sobrepeso son factores de riesgo comunes entre la disfunción y el corazón, aseguran los especialistas.

Cinco de cada diez mexicanos mayores de 40 años puede sufrir de disfunción eréctil, sin embargo, la mayoría de ellos prefieren callar su situación al grado de considerar la consulta médica como última opción.

Las enfermedades vasculares son una causa importante de muerte en todo el mundo, por lo que una consulta médica a tiempo puede además de ayudar a mejorar la vida sexual, puede salvar la vida del paciente.

Quién le teme a los 40? No sólo nosotras…


Nosotras estamos acostumbradas a escuchar -o ya lo hemos vivido- que a los 40 nos enfrentemos a una crisis. Puede ser por nuestro estilo de vida, claro, porque es justo en esta edad en la que se pueden manifestar las consecuencias de diversos padecimientos como la diabetes o la hipertensión, pero también por todo lo que nos implica como mujeres, incluyendo las posibilidades de maternidad.

Pero para muchos hombres, los 40 pueden  implicar cambios serios que pueden afectar su autoestima. Véase por ejemplo la caída del cabello, la acumulación de grasa en el abdomen, y por supuesto, las tan temidas dificultades en la salud sexual.

Lo que muchos ignoran es que ellas pueden ser una señal importante de su estado de salud en general y que estos problemas tienen solución.

Más

A los hombres sólo les interesa el sexo?


No “sólo”, sin embargo, sí les interesa mucho, al menos a los mexicanos. La encuesta “Satisfacción y actitudes sexuales en el Mexicano, encuesta Pfizer 2009”  dice que el 86 por ciento de los hombres encuestados consideran su vida sexual como “Muy importante” contra el 78 por ciento de las mujeres.

Más