La situación de las mujeres campesinas en México


Cerca de 12 millones de mujeres que viven en el área rural del país son las más golpeadas por la carestía y la crisis económica alimentaria, sin mayores esperanzas y cada vez mayor discriminación hacia ellas, además de pobreza y desempleo.

Alrededor de 900 mil madres campesinas se ven obligadas a fungir como jefas de familia debido principalmente a que sus hombres las abandonan, dejando a sus hijos en la orfandad, en busca de oportunidades de trabajo en las ciudades o en Estados Unidos.

Según un informe reciente de la CEPAL, se sabe en México 37.7 por ciento de las mujeres con hasta 24 años padece pobreza alimentaria en el medio rural; de 25 a 44 años el porcentaje es de 34.8 por ciento; de 45 a 64 años de 31.1 por ciento, y de 65 en adelante 32.2 por ciento.

Por ello, el Gobierno federal debe revisar y diseñar las políticas agropecuarias con perspectiva de género, porque consideró inadmisible que una cuarta parte de la población femenina del país enfrente dobles y triples jornadas laborales sin reconocerse ni retribuirse su esfuerzo.